“VILLENA, CIUDAD ESTATUTO”

FAUSTINO ALONSO GOTOR

Faustino, que así es como todos lo conocíamos y reconocíamos, nació en Calatayud el 2 de febrero de 1923, y falleció en Villena el 5 de abril de 2001, a los 78 años de edad. Era el antepenúltimo de cinco hermanos.

Inició sus estudios en su Calatayud natal y de allí pasó a realizar el Bachiller Superior en los jesuitas de Zaragoza, terminando en 1941. El siguiente paso fue la carrera de Medicina en la Facultad de Zaragoza, concluyéndola en 1947, a la edad de 24 años. Y la especialidad de Otorrinolaringólogo, la realizó en el Hospital “La Princesa de Madrid”.

Concluidos sus estudios fue destinado como Alférez de Complemento a los Regulares de

Vuelto del Servicio Militar, montó clínica en Calatayud y a los dos arios solicitó plaza en varios destinos, señalando la de Alicante por aquello del mar, desconociendo que la plaza era en Villena.

Iniciada su vida en Villena en octubre de 1954, rápidamente se identificó con sus nuevos paisanos y desfiló de Pirata en 1955. Mucho debieron de gustarle las Fiestas porque en 1956, inició su carrera festera en la comparsa en la que desarrolló su labor investigadora y en la que se dejó gran parte de su vida: la Comparsa de Estudiantes. Con el tiempo llegaría a ser su Presidente y Cronista designado “… a perpetuidad”.

El autor del libro, D. Faustino Alonso Gotor, nos presenta una de sus facetas investigadoras más prolijas: la investigación de la Villena de la limpieza de sangre de otros siglos. Si bien en el pasado el mismo D. Faustino esbozó unas pinceladas, en este libro las culminó con éxito al completar y sobre todo ampliar su trabajo.

Conociendo al autor y a su obra, este libro se presumía y puede alardear de estar escrito con todo el rigor investigador del que siempre hacía gala don Faustino con naturalidad y elegancia, siempre en la búsqueda de la verdad precedente y coherente.

Estamos ante un modelo de análisis histórico basado en el rigor investigador que permite a cada lector realizar un juicio crítico del texto que está leyendo, alcanzando un conocimiento muy completo de la etapa histórica que el libro analiza.

Don Faustino nos ilustra con la problemática de la vida en común de las tres religiones implicadas, .en una época muy determinada de la vida de España; del ocaso de unas y la preponderancia de otra. Un tipo de relación que aún hoy en día podemos identificar claramente en algunos de los conflictos que asolan el mundo.

Los hechos y las situaciones, a grandes rasgos, son las narradas por el autor con sus grandezas y miserias. Son los tiempos de otras gentes con otras formas de pensar que hoy, aquí y ahora, nosotros pasamos a conocer en base al recto trabajo, una vez más, de un infatigable investigador y villenero ilustre.