A los Cañones. El asedio al Castillo de Villena de 1707

José Vicente Arnedo Lázaro

Festero Villena. 1969

Es socio de las villeneras comparsas del Bando Marroquí y Estudiantes. Y dentro de ellas, es miembro de la Escuadra “Muyaidines” y Peña “El Cinquico Pelao”.

Del Bando Marroquí ha sido y es el cronista (1994- 1999 y 2003- ), e Investigador Histórico-Museo (1994-1999, 2001-2002 y 2003- ). En 1994 erigió el Museo “Bando Marroquí’, y actualmente trabaja en el Museo y archivo. En los Estudiantes trabaja en el futuro Museo de la Comparsa, así como inventariando informáticamente el Legado “Faustino Alonso Gotor”,

Sus tres líneas de investigación clásicas son la militar, festera y festero-militar.

En el año 2000 fue distinguido por la Comparsa Bando Marroquí con el Premio “Marrueco Ejemplar”. En el año 2003 y 2006, ganó el Premio de Ensayo “Faustino Alonso Gotor de la Comparsa de Estudiantes de Villena, en su primera y cuarta edición, El primer Premio fue publicado en un libro cuyo título es “La Comparsa de Estudiantes de Villena en la década de los 80 del siglo XIX. Estudio y reconstrucción des-de la investigación festero-militar”. Y en la mano tienen ustedes el segundo: “A los Cañones. El Asedio al Castillo de Villena de 1707”.

En el año 2007 se cumplió el 300 aniversario de unos hechos históricos militares villeneneses, de los que prácticamente se había perdido la memoria histórica: el asalto y quema de la ciudad de Villena, y su consiguiente asedio del Castillo de la Atalaya del 17 al 24 de abril de 1707, en la antesala de la batalla de Almansa del 25 de abril,

Hasta el momento no se había acometido un estudio sistemático y profundo del conjunto de aquellos sucesos. O mejor dicho, no se había hecho nada al respecto. Por contra, el autor y a lo largo de todo su libro, saca a relucir una ingente cantidad de información original e inédita de carácter civil y militar nacional y extranjera, que en su mayor parte no eran ni siquiera conocidas por buena parte de los historiadores nacionales. En concreto y a destacar, hace uso de una carta y dos diarios de operaciones militares de tres de los contendientes austracistas que a lo largo de aquellos días de abril de 1707, tomaron posesión de Villena. Desde el punto de vista del investigador, no se puede pedir más. A destacar también el cruce de información que realiza en base a los textos originales, y sus consiguientes comentarios que hacen muy sabrosa la lectura de un texto de carácter principalmente militar.

Al esfuerzo del autor por exponer un texto integral y didáctico, se une el de aportar una gran cantidad de ilustraciones, fotografías, mapas, láminas en color y blanco y negro, que hacen ameno y sencillo el seguimiento de cada uno de los capítulos.

Estamos, sin lugar a dudas, ante una obra imprescindible para la historia de Villena en particular, y la militar española en general.