Nombre: EL PELLIZCO

CONTACTO: ANTONIO NARCISO HERNÁNDEZ VALIENTE
FUNDACIÓN: 1 de octubre de 1973
Nº DE SOCIOS: 11
WEB:
EMAIL:

TODAS LAS PEÑAS

COMPONENTES
JOSÉ RAMÓN GARCÍA CARRASCO
JUAN MANUEL SOLER CARRERA
LUIS MATEO SAEZ ALCAZAR
MANUEL MARTÍNEZ LÓPEZ
FRANCISCO R. RODENAS CAMARASA
CARLOS PÉREZ HERNÁNDEZ
FÉLIX CARRASCOSA ESCUTIA
ANTONIO NARCISO HERNÁNDEZ VALIENTE
JUAN GOMEZ HERNÁNDEZ
JERÓNIMO HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ
RAMÓN MIGUEL RODENAS BRAVO

HISTORIA ACTUALIZADA 2019

Transcurría el día 6 de Septiembre del año 1.978, cuando un grupo de amigos como todos los años, subíamos a casa de nuestro Cabo Pepe Jesús Milán “Adri” que vivía en la Plaza El Rollo, a vaciarle el mueble bar y terminar de ver la Cabalgata.

Ese año decidimos formar una peña, empezamos los comentarios para la constitución de la misma, pero no sabíamos el nombre que le deberíamos poner, cuando en un momento dado el amigo Mariano Martínez se sentó en el carril de la puerta corredera que separa el salón de el balcón y surgió la idea, pues uno de los asistentes intentó cerrar la puerta pillando en medio a Mariano el cual saltando de dolor soltó una frase como “coño me habéis dado un pellizco” y sin más decidimos que ese tenía que ser el nombre de la Peña, rápidamente nos marchamos a casa de Mariano a inmortalizar el acto y en el reverso de un cartón de Ducados se hicieron los primeros apuntes para constituir la Peña.

Por aquel entontes la Peña estaba formada por: José Jesús Milán, Paco y Juan Gómez, Jerónimo y Mateo Hernández, José Ramón García, Ramón Rodenas, Carlos y Paco Pérez, Juan Manuel Soler,Manolo Martínez, Feliciano Carrascosa, Pedro López, Paco Rodenas, Rafael Bravo (q.e.d.), Toni Narciso y Mariano Martínez.

Tuvo que pasar hasta el año 1.981 cuando siendo secretario Paco Rodenas, se hicieron unos estatutos como Dios manda los cuales aprobados por los trece miembros que éramos entonces, quedaron plasmados en el libro de Actas que aún conservamos en la actualidad.

Desde entonces todos los últimos viernes de mes nos reunimos para cenar en el restaurante que se decida para tomar cualquier decisión relacionada con las fiestas y pasar un rato agradable todos juntos pues algunos tenemos que desplazarnos desde Játiva y Alicante.

Pepe Jesús siguió de Cabo hasta el año 1986 año que decidió colgar la pluma y delegar en otro componente y este fue el que suscribe (Manolo Martínez) que desde el siguiente año 1987 en el cual los cabos se eligieron por votación mediante un pequeño desfile que se hizo en La Troyica ya que había muchos aspirantes, fui uno de los elegidos y he desfilado como tal hasta el año 2.003, año el que también decidí ceder la pluma a gente más joven.

Como cosas a resaltar de la  Peña, tenemos que mencionar la cena del día 9 en La Troya. Era el repostero Cándido y un año le comentamos si nos podía hacer un caldico con pelotas y unas chuletas a la brasa y servírnoslas en la mesa que solíamos sentarnos siempre entrando al local a la derecha bajo el plátano a lo que dijo que como la cocina estaba en la barra de arriba era mucho trayecto para los camareros el bajar la cena por lo que se decidió el cenar en una mesa delante de la barra de la pista de arriba y al finalizar, nos ponía unas botellas de cava en la mesa mencionada.

Me acuerdo que un año cayó un chaparrón impresionante hasta el punto que la Troya se quedó sin luz, Cándido puso tumbadas unas mesas para protegerlos del agua y con las luces de los coches pudimos celebrar la cena.

Seguimos con la tradición cuando cogió la barra El Tunel y así durante años, cenábamos nosotros solos y no me acuerdo que año empezó a venir alguna otra Peña y ahora es otra cena más de fiestas.

Como arcabuceros, también llegamos a ser la mitad de la Peña en total seis: Juanma, Carlos, Toni, Juan, Feli y yo, de los mismos (Juanma, Toni y yo de nuevo) nos encargamos un arcabuz en El Rojo de Caudete que nos costó cincuenta mil pesetas cada uno excepto el mío que al ser zurdo tuvieron que hacer la visera a mano y me costó cinco mil pesetas más.

Hemos tenido vivencias muy hermosas tanto en la Retreta como en otros actos pues solíamos ir a casi todas las Dianas y hacer burradas como todos cuando hemos sido jóvenes y que nos gusta la fiesta.

Ahora ya metidos en los sesenta ya hemos sentado un poco la cabeza pero aunque quedamos pocos por motivos varios, seguimos en la brecha hasta que el cuerpo aguante y…. DIA CUATRO QUE FUERA

Firmado: El Secretario

Manolo Martínez

HISTORIA

Las Fiestas de Moros y Cristianos de Villena, (como la Carlsberg en cervezas) POSIBLEMENTE sean las mejores del mundo. Los Estudiantes, posiblemente sean la mejor comparsa de Villena. El Pellizco, es posiblemente la Peña más carismática en la Comparsa de Estudiantes.

Destilada a través de treinta y seis años de existencia, es una de las primeras peñas inscrita en la memoria de la comparsa, que con su buen hacer y estar ha dado claro ejemplo a todos los que después han optado por asociarse en Peñas, esa forma de composición de amigos y compañeros que humanizan a esta sobredimensionada comparsa que son los Estudiantes.

Desde su fundación, la Peña cuenta con sus propios estatutos y está regida por una directiva compuesta por presidente, secretario y tesorero con una rotación bienal. El pellizco, peña formada por componentes de variada idiosincrasia, hacen amalgama en puntos de vista y opinión las noches de los últimos viernes de mes cuando se reúnen sin especial cita previa, para tratar y gozar de su nexo común: su Peña, su Comparsa, sus Fiestas.

Muchas y variadas son las vivencias y anécdotas que forman su rancio tesoro cronológico. Situándonos en un día 6 de Septiembre del año 1972, (d.C., para centrarnos mejor) concluido el desfile de la Cabalgata y estando reunidos tratando temas para la fundación de la Peña, todo se resolvía con eufórica prestancia, hasta que se planteó su denominación, en ese momento reinó la duda y el silencio hasta que las carnes de uno de los socios quedaron oprimidas por el oportunísimo cierre de una puerta y un desaforado grito de “¡ QUE pellizco !” alumbró a todos los asistentes; la criatura recién nacida ya había sido bautizada: “EL pellizco”.