MIGUEL GARCÍA PÉREZ, TENIENTE CORONEL VILLENENSE, TOMA EL MANDO DEL REGIMIENTO NBQ “VALENCIA Nº1”
El martes 20 de diciembre tendrá lugar en el Acuartelamiento “Daoiz y Velarde”, en Paterna (Valencia), el acto militar de entrega del Mando del Regimiento NBQ “Valencia Nº1” al Teniente Coronel Miguel García Pérez, natural de Villena.
El acto estará presidido por el Excmo. Teniente General Jefe de la Fuerza Terrestre D. José Ignacio Medina Cebrián, y dada la importancia del mismo asistirán sus familiares –su madre, esposa, hijos, hermanos (su hermano Juan García también es oficial del ejército, concretamente Coronel)– y algunos amigos, como Eugenio Menor Valdés, Miguel Martínez Maestre o Joaquín Marco Amorós, amigos desde la adolescencia de Miguel García Pérez.
El Regimiento NBQ se crea el 01 de Marzo de 2005 estando situadas sus unidades en el Acuartelamiento San Juan de Ribera de Valencia.
En julio de 2007 se traslada de la plaza de Valencia a la de Paterna también en la provincia de Valencia, instalándose en el Acuartelamiento “Daoíz y Velarde” de dicha población donde permanece en la actualidad.
Esta Unidad se encuentra encuadrada dentro de la Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra.
“Los Albóndigas” de la comparsa de Estudiantes a la que pertenece Miguel.
Especialistas en materia antinuclear, biológica y química
Los regimientos “NBQ” albergan las unidas del Ejército de Tierra especializadas en materia antinuclear, biológica y química. Se componen de diferentes unidades de reconocimiento, descontaminación, toma de muestras y laboratorios que analizan las muestras recogidas en los escenarios de ataque, asesorando al Mando en la dirección de operaciones en estos escenarios tan peligrosos. El Regimiento NBQ Valencia nº 1 ha prestado servicio, desde su creación, en Bosnia y Herzegovina, Kosovo, Irak, Afganistán y Líbano.
Enhorabuena desde tu Peña.
Su principal misión es apoyar a otras unidades militares en la defensa contra agresivos NBQ en cualquier escenario, anulando o neutralizando sus efectos. Para ello tiene la capacidad de contribuir al asesoramiento y el apoyo a la conducción de las operaciones ante este tipo de amenaza y de dirigir la red de alerta NBQ entre las diferentes unidades desplegadas. Dispone de medios ligeros y pesados, tanto de reconocimiento como de descontaminación, dentro de una organización flexible que le permite adaptarse a cualquier tipo de misión o situación a la que tenga que hacer frente.
El Regimiento está preparado para apoyar a las autoridades civiles para hacer frente a los efectos NBQ de las catástrofes naturales, accidentes industriales y atentados terroristas que usen este tipo de agresivos.
Texto… El Periódico de Villena – Publicado en Villena Cuéntame